jueves, 24 de mayo de 2018

Ayuda para la restauración del techo de nuestra Catedral



AVISO IMPORTANTE

La Santa Iglesia Catedral de los Santos Andrés y Demetrio (Madrid) necesita la ayuda de todos para la restauración general del techo del templo debido a la aparición de filtraciones de agua (goteras).

¡Muchísimas gracias por la comprensión!

Que Dios proteja a todos.

Número de cuenta: ES63 2100 1417 1602 0043 3017 (CAIX ES BB).

lunes, 21 de mayo de 2018

21/05 - Santos Constantino y Elena, Isapóstoles


El Emperador Constantino el Grande era hijo de Constancio Flor gobernador de la parte occidental del Imperio Romano, (Galia y Bretaña), y de la Santa Equiapostólica Elena. Por deseo del Emperador Diocleciano, en su adolescencia (a los 18 años) fue alejado de sus padres en calidad de rehén, y vivió en la corte de Nicomedia. Cuando el Emperador Diocleciano renunció al trono, Constantino volvió a Galia, y en el año 306, después de la muerte del Emperador Constancio fue nombrado emperador.

Su madre lo predispuso a tomar el cristianismo. Su padre aunque era pagano, defendía a los cristianos, viendo que estos eran fieles servidores y dignos habitantes. En la corte de Diocleciano en aquel tiempo cuando todavía la Iglesia no era perseguida había cristianos que ocupaban distintos cargos y Constantino tenia en ellos muchos ejemplos que atestiguaban su honor y lealtad al trabajo. También él vio los horrores de la persecución y la extraordinaria fortaleza de los confesores de Cristo; ello también lo predispuso en su causa. Posteriormente el mismo Constantino reconoció, que su estadía en la corte de Diocleciano contribuyó mucho para su conversión al cristianismo: “Yo me alejaba de los anteriores gobernantes hasta ahora, decía él, pues veía el salvajismo de sus costumbres.”

Por su carácter él era, activo, belicoso, previsor, perspicaz, allegado a todos y generoso. Constantino era un genio mundial y no en vano fue elegido por la Divina Providencia del Señor para realizar un cambio grandioso en el imperio y en todo el mundo.

Durante su reinado el Emperador Constantino luchó en especial contra tres enemigos, y durante ese combate gradualmente, y decididamente se volcó hacia la recepción de la Santa Fe.

En el año 308, él con suerte salió de la lucha con el Emperador Maximino Hérculo, y se apuró a expresar su agradecimiento con riquísimas ofrendas en el templo de Apolo. En ello quedó demostrado el rasgo dominante en el carácter de Constantino: a pesar de que todavía seguía siendo pagano, él era una persona religiosa, y el motivo de sus hazañas la dirigía hacia la ayuda del Cielo.

En el año 312 se produjo una guerra nueva entre el Emperador Constantino y el Emperador Majencio. En el transcurso de esta guerra, poco antes del momento decisorio de la misma, en horas del mediodía, cuando el sol comenzó a inclinarse hacia el occidente (poniente), con sus propios ojos Constantino vio sobre el Cielo una Cruz ilumináda con esta inscripción “Con El Vencerás” (en Griego NIKA). Durante la noche el Señor se le presentó en sueño con el mismo símbolo de la Cruz y le dijo, que con este símbolo él iba a vencer al enemigo. Al día siguiente por orden de Constantino, en todos los emblemas de su tropa fueron hechas las imágenes de la Santa Cruz.

Al obtener la victoria sobre Majencio, Constantino, triunfante entró a Roma, y aquí en la plaza ordenó poner su estatua con la Cruz en la mano derecha con la siguiente inscripción “Con este símbolo salvador, yo salvé a la ciudad del yugo del tirano.” Después de esta victoria el Emperador Constantino, junto con su yerno Licinio editó el primer manifiesto, permitiendo a todos profesar el cristianismo sin temor. El segundo manifiesto firmado por él en el año 313, ordenaba la devolución a los cristianos los lugares destinados a los Divinos oficios y todo el patrimonio arrebatado en tiempos de persecución.

Mientras tanto el amigable trato entre el Emperador Constantino y Licinio poco a poco se fue disipando, transformándose en una pelea abierta. Esta lucha definía el destino de los cristianos en el Imperio Romano, pues Licinio, sospechando que los cristianos orientales tenían un apego hacia Constantino, primero comenzó a oprimirlos, luego pasó a una persecución abierta, en cambio Constantino amparaba abiertamente a los cristianos. Ambos emperadores se preparaban a una batalla decisoria, cada uno de acuerdo a su fe. Los oráculos vaticinaban la victoria de Licinio y los cristianos rezaban por Constantino. Dios le otorgó la victoria a Constantino en la batalla cerca de Adrianópolis (322). Licinio perdió el trono y la vida. Constantino se transformó en soberano absoluto del imperio, y el cristianismo salió triunfante.

El Emperador Constantino dedicó toda su vida al bienestar de la Iglesia, y le hizo tanto bien a ella, que tiene merecido la denominacion de Equiapostólico. Desde su época las reparticiones gubernamentales, las normas, el servicio militar, comenzaron a orientarse sobre exigencias, que están contenidas dentro del cristianismo.

Se pueden señalar las siguientes medidas y actividades del Emperador Constantino a favor del cristianismo, además de los edictos citados, correlativamente, en el año 314 puso fin a los juegos paganos, (313-315) liberó al clero de las obligaciones ciudadanas, y a las tierras de la Iglesia de los impuestos en general, (315) suprimió la pena de muerte a través de la crucifixión y edito una severa norma contra los judíos, que se sublevaban contra la Iglesia, (316) permitió liberar a los esclavos ante la Iglesia sin formalidades especiales, las cuales eran muy engorrosas en los juicios civiles, (319) prohibió a las personas particulares ofrecer sacrificios a los ídolos, y realizar adivinaciones en sus casas, (321) ordenó festejar el día domingo en todo el imperio, (325) para proteger a las vírgenes cristianas cambió las leyes de los romanos contra el celibato. Concedió a la Iglesia el derecho de recibir donación de bienes, permitió tomar altos cargos gubernamentales a los cristianos, ordenó construir templos cristianos y prohibió introducir en ellos, imágenes y estatuas de emperadores, a usanza de los templos paganos.

Sobre todo el Emp. Constantino encontraba oposición en Roma, en la cual el partido pagano era fuerte. Esta oposición de los paganos se descubrió, en especial cuando se festejaban los 20 años del reinado de Constantino, enfriando sus relaciones con la anterior capital del imperio. Finalmente dejó Roma, y estableció una nueva capital cristiana sobre las orillas del Bósforo, invitando a los obispos cristianos para bendecirla solemnemente, llamándola Constantinopla. En esta nueva capital del imperio en lugar de templos paganos comenzaron a construir templos cristianos, y en vez de estatuas de dioses paganos — imágenes sagradas.
El Emperador Constantino prestó mucha atención a la agitación provocada en la Iglesia, por el cisma de los donatistas y en especial, por la herejía de Arrio, tratando de todas maneras de unir a los divididos. Uno de los grandes méritos de Constantino fue — convocar el primer Concilio Ecuménico en el año 325 en la ciudad de Nicea.

Constantino con todo el alma se dedicó a la Iglesia, pero a pesar de ello, de acuerdo a las costumbres de esa época, no se bautizó hasta los últimos días de su vida. Cuando sintió que llegaban los últimos momentos de su vida, entonces piadosamente recibió este gran sacramento, y murió mientras rezaba el día 21 de mayo del año 337. La historia le adicionó a su nombre (el calificativo de) “el Grande.” La iglesia por sus grandes servicios lo denominó “Equiapóstolico”.



Fuente: www.iglesiaortodoxagriega.cl

21/05 - San Mancio, Obispo y Mártir


Romano de origen, la tradición dice que fue vendido como esclavo a unos mercaderes judíos que lo llevaron a Évora (actual Portugal), donde fue martirizado.

Llegó a ser obispo de Évora.

Sus restos serían trasladados a Villanueva de San Mancio en Valladolid. (s. V.)

sábado, 19 de mayo de 2018

Domingo de los Santos Padres del I Concilio Ecuménico. Lecturas de la Divina Liturgia


Hech. 20,16-18.28-36: Pablo había resuelto pasar de largo por Éfeso, para no perder tiempo en Asia. Se daba prisa, porque quería estar, si le era posible, el día de Pentecostés en Jerusalén. Desde Mileto envió a llamar a los presbíteros de la Iglesia de Éfeso. Cuando llegaron donde él, les dijo: «Vosotros sabéis cómo me comporté siempre con vosotros, desde el primer día que entré en Asia, «Tened cuidado de vosotros y de toda la grey, en medio de la cual os ha puesto el Espíritu Santo como vigilantes para pastorear la Iglesia de Dios, que él se adquirió con la sangre de su propio hijo. «Yo sé que, después de mi partida, se introducirán entre vosotros lobos crueles que no perdonarán al rebaño; y también que de entre vosotros mismos se levantarán hombres que hablarán cosas perversas, para arrastrar a los discípulos detrás de sí. Por tanto, vigilad y acordaos que durante tres años no he cesado de amonestaros día y noche con lágrimas a cada uno de vosotros. «Ahora os encomiendo a Dios y a la Palabra de su gracia, que tiene poder para construir el edificio y daros la herencia con todos los santificados. «Yo de nadie codicié plata, oro o vestidos. Vosotros sabéis que estas manos proveyeron a mis necesidades y a las de mis compañeros. En todo os he enseñado que es así, trabajando, como se debe socorrer a los débiles y que hay que tener presentes las palabras del Señor Jesús, que dijo: Mayor felicidad hay en dar que en recibir.» Dicho esto se puso de rodillas y oro con todos ellos.

Jn. 17,1-13: Así habló Jesús, y alzando los ojos al cielo, dijo: «Padre, ha llegado la hora; glorifica a tu Hijo, para que tu Hijo te glorifique a ti. Y que según el poder que le has dado sobre toda carne, dé también vida eterna a todos los que tú le has dado. Esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y al que tú has enviado, Jesucristo. Yo te he glorificado en la tierra, llevando a cabo la obra que me encomendaste realizar. Ahora, Padre, glorifícame tú, junto a ti, con la gloria que tenía a tu lado antes que el mundo fuese. He manifestado tu Nombre a los hombres que tú me has dado tomándolos del mundo. Tuyos eran y tú me los has dado; y han guardado tu Palabra. Ahora ya saben que todo lo que me has dado viene de ti; porque las palabras que tú me diste se las he dado a ellos, y ellos las han aceptado y han reconocido verdaderamente que vengo de ti, y han creído que tú me has enviado. Por ellos ruego; no ruego por el mundo, sino por los que tú me has dado, porque son tuyos; y todo lo mío es tuyo y todo lo tuyo es mío; y yo he sido glorificado en ellos. Yo ya no estoy en el mundo, pero ellos sí están en el mundo, y yo voy a ti. Padre santo, cuida en tu nombre a los que me has dado, para que sean uno como nosotros. Cuando estaba yo con ellos, yo cuidaba en tu nombre a los que me habías dado. He velado por ellos y ninguno se ha perdido, salvo el hijo de perdición, para que se cumpliera la Escritura. Pero ahora voy a ti, y digo estas cosas en el mundo para que tengan en sí mismos mi alegría colmada.

jueves, 17 de mayo de 2018

"Cuidar até ao fim com compaixão". Declaração conjunta das religiões de Portugal


Oito religiões subscrevem o documento assinado esta quarta-feira, numa tomada de posição conjunta contra a eutanásia.

CUIDAR ATÉ AO FIM COM COMPAIXÃO

Declaração do Grupo de Trabalho Inter-religioso Religiões-Saúde

O debate em curso na sociedade portuguesa sobre a realidade a que se tem chamado “morte assistida” convoca todos a realizarem uma reflexão e a oferecerem o seu contributo para enriquecer um processo de diálogo que necessita da intervenção da pluralidade dos atores sociais. As Tradições religiosas são portadoras de uma mensagem sobre a vida e a morte do homem, bem como sobre o modelo de sociedade que constituímos, e é legítimo e necessário que a apresentem, com humildade e liberdade.

Agora que a Assembleia da República vai discutir e colocar em votação propostas de uma eventual lei sobre a eutanásia, nós, as comunidades religiosas presentes em Portugal signatárias, conscientes de que vivemos um momento de grande importância para o nosso presente e o nosso futuro coletivo, declaramos:

1. A dignidade daquele que sofre

Acreditamos que cada ser humano é único e, como tal, insubstituível e necessário à sociedade de que faz parte, sujeito de uma dignidade intrínseca anterior a todo e qualquer critério de qualidade de vida e de utilidade, até à morte natural. A vida não só não perde dignidade quando se aproxima do seu termo, como a particular vulnerabilidade de que se reveste nesta etapa é, antes, um título de especial dignidade que pede proximidade e cuidado. Assumimos que todo o sofrimento evitável deve ser evitado e, por isso, estamos gratos porque o desenvolvimento das ciências médicas e farmacológicas alcançou um tal patamar de desenvolvimento que permite o eficaz alívio da dor e a promoção do bem-estar. Contudo, não ignoramos o carácter dramático do sofrimento e a dificuldade de que se reveste a elaboração de um sentido para o viver. Sabemos que a religião oferece uma possibilidade de sentido a quem acredita, mas sabemos também, pela experiência do acompanhamento de tantos que não são religiosos, que não depende de o ser a possibilidade de encontrar sentido para o próprio sofrimento. Com esses aprendemos, aliás, que nesta tarefa reside uma das maiores realizações da dignidade pessoal. A dignidade da pessoa não depende senão do facto da sua existência como sujeito humano e a autonomia pessoal não pode ser esvaziada do seu significado social.

2. Por uma sociedade misericordiosa e compassiva

O sofrimento do fim de vida é, para cada pessoa, um desafio espiritual e, para a sociedade, um desafio ético. Comuns às diferentes Tradições religiosas, princípios como a misericórdia e a compaixão configuraram, ao longo da história da civilização, modelos sociais capazes de criar, em cada momento, modos precisos de acompanhar e cuidar os membros mais frágeis da sociedade. Hoje, o morrer humano é um dos âmbitos em que este desafio nos interpela. O que nos é pedido não é que desistamos daqueles que vivem o período terminal da vida, oferecendo-lhes a possibilidade legal da opção pela morte, à qual pode conduzir a experiência do sofrimento sem cuidados adequados. Esse é o verdadeiro sofrimento intolerável, que cria condições para o desejo de morrer. Nasce de uma sociedade que abandona, que se desumaniza, que se torna indiferente. Confirma-nos nesta convicção a experiência de que quem se sente acompanhado não desespera perante a morte e não pede para morrer. O que nos é pedido é, pois, que nos comprometamos mais profundamente com os que vivem esta etapa, assumindo a exigência de lhes oferecer a possibilidade de uma morte humanamente acompanhada.

3. Os Cuidados Paliativos, uma exigência inadiável 

Acreditamos que os cuidados paliativos são a concretização mais completa desta resposta que o Estado não pode deixar de dar, porque aliam a maior competência científica e técnica com a competência na compaixão, ambas imprescindíveis para cuidar de quem atravessa a fase final da vida. A verdadeira compaixão não é insistir em tratamentos fúteis, na tentativa de prolongar a vida, mas ajudar a pessoa a viver o mais humanamente possível a própria morte, respeitando a naturalidade desta. Os cuidados paliativos fazem-no, valorizando a pessoa até ao seu fim natural, aliviando o seu sofrimento e combatendo a solidão pela presença da família e de outros que lhe sejam significativos. Interpelamos a sociedade portuguesa para corresponder à exigência não mais adiável de estender a todos o acesso aos cuidados paliativos e assumimos a disponibilidade e a vontade de fazermos tudo o que esteja ao nosso alcance para participar neste verdadeiro desígnio nacional. E não podemos deixar de interrogar se a presente discussão, antes de realizado este investimento, não enfermará de falta de propósito.

As Tradições religiosas professam que a vida é um dom precioso e, para as religiões abraâmicas, um dom de Deus e, como tal, se reveste de carácter sagrado; mas este apenas confirma a sua dignidade natural, da qual derivam a sua inviolabilidade e indisponibilidade intrínsecas, que, portanto, não dependem da fundamentação religiosa. Mas a religião confere à vida um sentido, uma esperança, uma outra possibilidade de transcendência. As sociedades precisam desta visão do humano ao lado de todas as outras.

Nós, comunidades religiosas presentes em Portugal, acreditamos que a vida humana é inviolável até à morte natural e perfilhamos um modelo compassivo de sociedade e, por estas razões, em nome da humanidade e do futuro da comunidade humana, causa da religião, nos sentimos chamados a intervir no presente debate sobre a morte assistida, manifestando a nossa oposição à sua legalização em qualquer das suas formas, seja o suicídio assistido, seja a eutanásia.

Por isso assinamos em conjunto a presente Declaração.

Lisboa, 16 de maio de 2018
__________________________________________________
Aliança Evangélica Portuguesa
Pastor Jorge Humberto, em representação do Presidente da Aliança Evangélica Portuguesa, Dr. Pedro Calaim
__________________________________________________
Comunidade Hindu Portuguesa
Sr. Kiritkumar Bachu
__________________________________________________
Comunidade Islâmica de Lisboa
Sheik David Munir
__________________________________________________
Comunidade Israelita de Lisboa
Rabino Natan Peres
__________________________________________________
Igreja Católica
Cardeal Patriarca D. Manuel Clemente
__________________________________________________
Patriarcado Ecuménico de Constantinopla
Arcipreste Ivan Moody
­__________________________________________________
União Budista Portuguesa
Eng.º Diogo Lopes
__________________________________________________
União Portuguesa dos Adventistas do Sétimo Dia
Pastor António Carvalho, em representação do Presidente da União Portuguesa dos Adventistas do Sétimo Dia, Pastor António Amorim

miércoles, 16 de mayo de 2018

Ascensión a los Cielos de nuestro Señor y Salvador Jesucristo


Jesús después de Su Resurrección no vivió junto a sus discípulos como lo había hecho antes de su muerte. Lleno de la gloria de su divinidad, apareció a los suyos en distintos lugares y en distintos momentos, asegurándoles que en verdad era Él, pero en adelante vivo en su cuerpo resucitado y glorificado. Después de haber padecido, se presentó vivo con muchas pruebas indubitables, apareciéndoseles durante cuarenta días y hablándoles acerca del Reino de Dios (Hech 1:3). Se utiliza el periodo de tiempo de cuarenta días en la Biblia a menudo. Significa un periodo de cumplimiento y plenitud (Gen 7:17; Éx 16:35; 24,18; Jue 3:11; I Sam 17:16; I Rey 19:8; Jon 3:4; Mt 4:2).

Cuarenta días después de su pascua, Jesús ascendió a los cielos para ser glorificado a la diestra del Padre (Hech 1:9-11; Mc 16:19; Lc 24:51). La Ascensión de Cristo es su partida física final de este mundo después de Su Resurrección. Es el cumplimiento de su misión en este mundo como el Salvador Mesiánico. Es su glorioso retorno al Padre quien lo había enviado al mundo para llevar a cabo la obra que le había designado (Jn 17:4-5). “Y aconteció que bendiciéndolos, se separó de ellos, y fue llevado arriba al cielo. Ellos, después de haberle adorado, volvieron a Jerusalén con gran gozo” (Lc 24:51-52).

La celebración que la Iglesia hace en esta fiesta de la Ascensión, tal como en todas las demás fiestas de este tipo, no es un simple recordatorio de algún acontecimiento sobrenatural en la vida de Jesús. Las Sagradas Escrituras enfatizan la partida física de Cristo y su glorificación por Dios Padre, junto al gran regocijo que experimentaron los discípulos al recibir la promesa del Espíritu Santo quien vendría para asegurarles la presencia del Señor con ellos, capacitándoles para ser sus testigos hasta los confines de la tierra (Lc 24:48-53; Hech 1:8-11; Mt 28:16-20; Mc 16:16-19)

En la Iglesia, los creyentes celebran estos acontecimientos con la convicción de que la partida de Cristo desde este mundo ha sucedido para ellos y para la humanidad entera. El Señor se va para que sea glorificado junto a Dios Padre y para glorificarnos a nosotros juntamente con Él. Él se va para preparar un lugar para nosotros, y para llevarnos a todos a la dicha y bienaventuranza de la presencia de Dios. Nos abre el camino para que todos podamos entrar “al santuario celestial… el Lugar santo no hecho por manos humanas”. Se va para poder enviar el Espíritu Santo, quien procede del Padre, y dará testimonio acerca de Él y Su Evangelio en el mundo, haciéndolo poderosamente presente en la vida de sus discípulos.

Los himnos litúrgicos de la fiesta de la Ascensión hablan de todo esto. Los versos para las antífonas de la Divina Liturgia son tomados de los salmos 47, 48 y 49. El tropario de la fiesta que se canta en la Pequeña Entrada es cantado también después de la comunión, en lugar del himno “Hemos Visto la verdadera Luz”.

Vídeo / fotografías - Taller de canto bizantino en El Castillo de las Guardas

domingo, 13 de mayo de 2018

Domingo del Ciego. Evangelio de la Divina Liturgia



Jn 9,1-38: Mientras pasaba Jesús, vio a un hombre ciego de nacimiento, y sus discípulos le preguntaron diciendo: --Rabí, ¿quién pecó, éste o sus padres, para que naciera ciego? Respondió Jesús: --No es que éste pecó, ni tampoco sus padres. Al contrario, fue para que las obras de Dios se manifestaran en él. Me es preciso hacer las obras del que me envió, mientras dure el día. La noche viene cuando nadie puede trabajar. Mientras yo esté en el mundo, luz soy del mundo. Dicho esto, escupió en tierra, hizo lodo con la saliva y con el lodo untó los ojos del ciego. Y le dijo: --Ve, lávate en el estanque de Siloé--que significa enviado--. Por tanto fue, se lavó y regresó viendo. Entonces los vecinos y los que antes le habían visto que era mendigo decían: --¿No es éste el que se sentaba para mendigar? Unos decían: --Éste es. Y otros: --No. Pero se parece a él. Él decía: --Yo soy. Entonces le decían: --¿Cómo te fueron abiertos los ojos? Él respondió: --El hombre que se llama Jesús hizo lodo, me untó los ojos y me dijo: "Ve a Siloé y lávate." Entonces cuando fui y me lavé, recibí la vista. Y le dijeron: --¿Dónde está él? Él dijo: --No sé. Llevaron ante los fariseos al que antes era ciego porque el día en que Jesús hizo lodo y le abrió los ojos era sábado. Entonces, los fariseos le volvieron a preguntar de qué manera había recibido la vista, y les dijo: --Él me puso lodo sobre los ojos; me lavé y veo. Entonces algunos de los fariseos decían: --Este hombre no es de Dios, porque no guarda el sábado. Pero otros decían: --¿Cómo puede un hombre pecador hacer tales señales? Había una división entre ellos. Entonces volvieron a hablar al ciego: --Tú, ¿qué dices de él, puesto que te abrió los ojos? Y él dijo: --Que es profeta. Los judíos, pues, no creían que él había sido ciego y que había recibido la vista, hasta que llamaron a los padres del que había recibido la vista, y les preguntaron diciendo: --¿Es éste vuestro hijo, el que vosotros decís que nació ciego? ¿Cómo, pues, ve ahora? Respondieron sus padres y dijeron: --Sabemos que éste es nuestro hijo y que nació ciego. Pero cómo ve ahora, no sabemos; o quién le haya abierto los ojos, nosotros tampoco lo sabemos. Edad tiene; preguntadle a él, y él hablará por su cuenta. Sus padres dijeron esto porque tenían miedo de los judíos, porque ya los judíos habían acordado que si alguno confesara que Jesús era el Cristo, fuera expulsado de la sinagoga. Por esta razón dijeron sus padres: "Edad tiene; preguntadle a él." Así que por segunda vez llamaron al hombre que había sido ciego y le dijeron: --¡Da gloria a Dios! Nosotros sabemos que este hombre es pecador. Entonces él respondió: --Si es pecador, no lo sé. Una cosa sé: que habiendo sido ciego, ahora veo. Luego le dijeron: --¿Qué te hizo? ¿Cómo te abrió los ojos? Les contestó: --Ya os dije, y no escuchasteis. ¿Por qué lo queréis oír otra vez? ¿Acaso queréis también vosotros haceros sus discípulos? Entonces le ultrajaron y dijeron: --¡Tú eres discípulo de él! ¡Pero nosotros somos discípulos de Moisés! Nosotros sabemos que Dios ha hablado por Moisés, pero éste, no sabemos de dónde sea. Respondió el hombre y les dijo: --¡Pues en esto sí tenemos una cosa maravillosa! Que vosotros no sepáis de dónde es, y a mí me abrió los ojos. Sabemos que Dios no oye a los pecadores; pero si alguien es temeroso de Dios y hace su voluntad, a ése oye. Desde la eternidad nunca se oyó que alguien abriese los ojos de uno que había nacido ciego. Si éste no procediera de Dios, no podría hacer nada. Le contestaron diciendo: --Tú naciste sumido en pecado, ¿y tú quieres enseñarnos a nosotros? Y lo echaron fuera. Jesús oyó que lo habían echado fuera; y cuando lo halló, le dijo: --¿Crees tú en el Hijo del Hombre? Él respondió y dijo: --Señor, ¿quién es, para que yo crea en él? Jesús le dijo: --Le has visto, y el que habla contigo, él es. Y dijo: --¡Creo, Señor! Y le adoró.

viernes, 11 de mayo de 2018

11/05 - Santos Isoapóstoles Cirilo y Metodio, iluminadores de los eslavos


Cirilo (su nombre laico era Constantino, 827-869) y Metodio (Miguel, 815-885) fueron dos hermanos de una familia hacendada de siete hijos de la ciudad de Tesalónica, en el Imperio bizantino: Constantino era el menor y Miguel, el mayor.

Se desconocen sus orígenes: una versión asegura que eran eslavos, otra dice que eran "protobúlgaros", es decir, búlgaros antiguos. Una tercera versión afirma que eran de origen griego. Fueran cuales fueran sus raíces, de lo que no cabe duda alguna es de que desde la infancia hablaban varias lenguas. En aquella época, Tesalónica era el centro cultural de Macedonia y una ciudad multicultural y multilingüe, donde, además del idioma griego, estaba muy difundido el idioma protoeslavo, aunque carecía de forma escrita.

Al llegar a la mayoría de edad, Miguel optó por la carrera militar, y alcanzó el puesto de estratega (general) de la provincia macedonia de Slavinia.

Mientras tanto, Constantino recibió clases de Filosofía, Geometría, Retórica, Astronomía y lenguas extranjeras. Al terminar sus estudios, recibió las órdenes y obtuvo un puesto de gran prestigio: custodio de la biblioteca de la catedral de Santa Sofía en Constantinopla. Sin embargo, al cabo de un tiempo prefirió retirarse y, al dejar el puesto, partió a uno de los monasterios de la costa del mar Negro. Las autoridades eclesiásticas no pudieron conformarse con tal decisión y pronto lo requirieron en Constantinopla. Le encomendaron las clases de Filosofía en la misma universidad donde había estudiado.

En 850 el emperador bizantino Miguel III envió a Constantino a Bulgaria en misión evangelizadora. En 851 se trasladó a Mileto, una ciudad griega de la costa occidental de Anatolia (en la actual provincia de Aydin, Turquía), para continuar ahí con la misma misión. Por su parte, Miguel dejó su carrera militar. En 856 un amigo de la familia que le había ayudado a obtener el puesto de general fue asesinado, y sus “aliados” fueron perseguidos. Para no arriesgar su vida, Miguel dejó el puesto y se ordenó monje. Se enclaustró en un monasterio en el monte Olimpo.

En 860 el rey de Bulgaria, Borís I, abrazó el cristianismo y se bautizó con el nombre de Miguel, y con ello empezó la segunda etapa de la misión búlgara de Constantino. Aquella vez ya estaba acompañado por su hermano mayor.

En 862, Cirilo y Metodio, apoyados por sus discípulos, compusieron un alfabeto que correspondía a los sonidos del habla eslava y tradujeron del griego numerosos textos religiosos.

Sin embargo, algunos expertos opinan que los apóstoles no pudieron contribuir tanto a la expansión del cristianismo en Bulgaría, y que tampoco compusieron el alfabeto en el territorio de ese país, dado que aquel tiempo estarían ya al cargo de la misión morava.

La misión en Moravia (región de la actual República Checa) nace a raíz de que en 862 el soberano moravo Rostislao enviase a sus embajadores al emperador bizantino, solicitando que les mandase maestros para que los instruyeran en su lengua natal en los dogmas del cristianismo, que profesaban ya en aquella época.

En Moravia Cirilo y Metodio siguieron traduciendo la literatura eclesiástica del griego al eslavo antiguo, enseñaron a los eslavos a leer y escribir, y oficiaron en esa lengua.

Tras la muerte de Cirilo el 14 de febrero de 869, Metodio prosiguió únicamente con la misión. Pero la situación política en la región cambió drásticamente. Llegó al poder un nuevo soberano, Esviatopolk, que, bajo la fuerte influencia del clero alemán, prohibió la liturgia en eslavo antiguo.

Metodio fue perseguido por el clero alemán latino y durante tres años incluso permaneció "recluido" en un monasterio.

Entre los años 881 y 883, Metodio residió en Constantinopla invitado por el emperador Basilio I, y después volvió a Moravia. Entre sus labores más destacadas de la época está la traducción al eslavo del Antiguo Testamento. Murió el 6 de abril de 885.


miércoles, 9 de mayo de 2018

09/05 - San Gregorio Ostiense, Obispo


Son bastante confusas las noticias que tenemos sobre este santo muy venerado en las tierras de Rioja y Navarra. Se le conoce como abad del monasterio de San Cosme y San Damián, en Roma.

El papa Juan XVIII lo hace obispo de Ostia y luego lo eleva al cardenalato, pasando a ser Bibliotecario Apostólico, puesto que mantuvo durante cuatro papados. Participa en el gobierno de la Iglesia, tomando parte en asuntos arduos y complicados de política exterior al tiempo que procura no descuidar el ministerio pastoral.

Parece ser que vino a España en la primera mitad del siglo XI, como Legado papal ante las Cortes de Burgos y Pamplona. Muy probablemente tuvo que ver su envío desde Roma con las cuestiones relativas a la organización eclesiástica de España en una coyuntura en la que se hacía muy necesaria la determinación de los límites de las diócesis que era origen y fuente de numerosos conflictos y no solo por interferencias de jurisdicción episcopal, sino también por la pertenencia a distintos soberanos. Ello conllevaba negociaciones con los reyes y con los obispos interesados, y para esa labor hacía falta un hombre con tacto político y gran sentido eclesial.

Era asunto difícil y espinoso, por los muchos intereses que encerraba, la delimitación de la diócesis de Valpuerta cuya extensión perteneció en gran parte a la desaparecida diócesis visigoda de Calahorra y que llegó a perdurar hasta el 1086, después de la muerte del santo, fecha en que quedó incorporada a Burgos (Campus Castellae) que absorbió en torno a sí a todos los obispados circundantes.

También en el sur de Pamplona, en torno a Nájera, erigen los reyes Santa María la Real como panteón real. Ya había aparecido la figura del Nagalensis o Navarensis o Nazarensis episcopus desde el 925, abarcando las fronteras diocesanas hasta territorios que interfieren Valpuerta y Álava, amén de ocupar toda la Rioja, donde habían proliferado, durante los tres siglos de dominación musulmana, y con la ilusión de ser cada una la continuidad de Calahorra, las diócesis de Albelda, Castella Vetus, San Millán de la Cogolla y Nájera, cuya historia constituye una verdadera maraña, complicada aún más todavía por la presencia de prelados auxiliares u honorarios hasta que se reconquistó Calahorra, en el 1046, y recuperó su antigua capitalidad, aglutinando a las mencionadas.

No siempre dieron buen fruto, o el fruto apetecido, las negociaciones del Legado, pero sí que pudieron hacerse sin discordias entre los reyes y sin enfrentamientos entre los obispos y, desde luego, sentaron las bases para que la obra trascendiera al gestor.

Gregorio no olvidó nunca lo principal de su persona, el ejercicio del ministerio sacerdotal. Predicó en Calahorra y Logroño entre otras poblaciones de la Rioja y Navarra, destacando en sus pláticas la necesidad de conversión y penitencia. Parece ser que esta fue la ocasión en que santo Domingo de la Calzada vivió algún tiempo en su compañía, sirviéndole de paje.

Se cuenta que, en cierta ocasión, libró los campos riojanos de una plaga de animalitos, y por eso le invocan los agricultores de una manera especial contra la langosta.

Vivió alrededor de cinco años en España.

Agotado y enfermo se retiró a Logroño donde parece que murió alrededor del año 1044; pero su cuerpo se venera en la iglesia de san Gregorio de Pinave, entre Viana y Logroño.



Fuente: Archimadrid.org

lunes, 7 de mayo de 2018

Memoria de actividades de S.E. Policarpo en el mes de abril de 2018


01/04: Presidió en la Catedral la celebración del Oficio de Maitines, seguido por la Divina Liturgia Pontifical del Domingo de Ramos, al término de la cual bendijo los ramos de olivo, que distribuyó a los fieles. Seguidamente presidió desde el Trono Episcopal (jorostasía) la celebración en la Catedral, a las 13:00´ horas, de la Divina Liturgia de nuestra Parroquia Ortodoxa Ucraniana de Madrid, al término de la cual bendijo los ramos de olivo, que distribuyó a los fieles. Por la tarde presidió desde el Trono Episcopal (jorostasía) la celebración del Oficio de Maitines del Lunes Santo u Oficio del Esposo.

02/04: Por la tarde asistió en la Catedral a la celebración del Oficio de Maitines del Martes Santo u Oficio del Esposo.

03/04: Por la tarde presidió desde el Trono Episcopal (jorostasía) la celebración en la Catedral del Oficio de Maitines del Miércoles Santo u Oficio del Esposo.

04/04: Por la mañana asistió en la Catedral a la celebración de la Divina Liturgia de los Dones Presantificados del Miércoles Santo. Por la tarde, junto con los clérigos de la Catedral, celebró el Sacramento del Óleo Santo, previsto para la tarde de tal día de la Semana Santa.

05/04: Por la mañana presidió desde el Trono Episcopal (jorostasía) la celebración en la Catedral de las Grandes Vísperas y de la Divina Liturgia de San Basilio Grande del Jueves Santo (Última Cena). Por la tarde presidió desde el Trono Episcopal (jorostasía) la celebración en la Catedral del Oficio Sagrado de la Santa Pasión u Oficio de los 12 Evangelios.

06/04: Por la mañana asistió en la Catedral a la celebración del Oficio Sagrado de las Grandes y Reales Horas del Viernes Santo. Seguidamente presidió desde el Trono Episcopal (jorostasía) la celebración de las Grandes Vísperas Solemnes del Sábado Santo o del Entierro de Nuestro Señor. Por la tarde presidió en la Catedral la celebración del Oficio de Maitines del Sábado Santo u Oficio del Epitafio de Nuestro Señor, seguido por la procesión del Epitafio Sagrado alrededor de la Catedral.

07/04: Presidió en la Catedral la celebración de las Grandes Vísperas, seguidas por la Divina Liturgia Pontifical de San Basilio el Grande por el día del Sábado Santo, en el que celebramos el Descenso de Nuestro Señor al Hades (Primera Resurrección).

07-08/04: Presidió respectivamente la celebración en la Catedral de los Oficios Sagrados de Medianoche, de Resurrección y de Maitines de la Santa Pascua, seguidos por la Divina Liturgia Pontifical del Santo y Gran Domingo de la Santa Pascua de Resurrección. Al término de la Liturgia bendijo los huevos pascuales y, en el jardín de la Catedral, los canastos de comida pascual tradicional de los fieles. La mañana del Domingo 08/04 celebró en Catedral la Divina Liturgia Pontifical del Domingo de la Santa Pascua para nuestra Parroquia Ortodoxa Ucraniana de Madrid, al término de la cual bendijo en el jardín de la Catedral los canastos de comida pascual tradicional de los fieles. Seguidamente presidió la celebración en la Catedral de las Grandes Vísperas Solemnes de la Santa Pascua o Vísperas del Amor, durante las cuales el Santo Evangelio fue leído en once idiomas.

10/04: Recibió en su despacho la visita del Rvdo. Hieromonje Iuvenalii, Párroco de nuestras Parroquias Ortodoxas Ucranianas de Batalha y Marinha Grande y Responsable de nuestro Sagrado Monasterio de los SS. Tres Jerarcas en Batalha (Leiria, Portugal).

13/04: Asistió en la Catedral a la celebración de la Divina Liturgia por la Fiesta de la SSma. Madre de Dios Fuente Vivificadora.

13-14/04: Estuvo representado por el Rvdmo. Arcipreste Taras Petrunyak, Párroco de Málaga y Vicario Metropolitano para España Meridional, en el Congreso Nacional de Iconografía Sagrada, que cada año organiza la Diócesis de Coria-Cáceres (Extremadura).

14/04: Por la mañana, junto con los clérigos de la Catedral, celebró el Oficio Sagrado de Gran Conmemoración de los Difuntos con ocasión de la Pascua de los Difuntos según la tradición ortodoxa eslava oriental. Por la tarde asistió en la Catedral a la celebración de las Grandes Vísperas del Domingo II de la Santa Pascua o Domingo de Tomás.

15/04: Junto con otros Jerarcas Ortodoxos Rumanos provenientes de Europa y Rumanía, participó en la Catedral Ortodoxa Rumana de Madrid en la ordenación episcopal del Obispo Vicario del Obispado Ortodoxo Rumano para España y Portugal, Mons. Teofil Roman. Seguidamente participó en el almuerzo festivo ofrecido con tal ocasión en los locales del cercano Aeroclub de Madrid.

20/04: Presidió en los locales de la Catedral Ortodoxa Rumana de Madrid la reunión ordinaria de la Asamblea Episcopal Ortodoxa de España y Portugal, en la que fueron aprobados el texto español de la Divina Liturgia de San Juan Crisóstomo y un Sinaxario Ortodoxo Ibérico.

21/04: Asistió en la Catedral a la celebración de las Grandes Vísperas del Domingo.

22/04: Presidió en la Catedral la celebración del Oficio de Maitines, seguido por la Divina Liturgia Pontifical del Domingo III de la Santa Pascua o Domingo de la Mujeres Miróforas. Seguidamente asistió en la Catedral a la celebración, a las 13:00´ horas, de la Divina Liturgia de nuestra Parroquia Ortodoxa Ucraniana de Madrid.

23/04: Celebró en el Templo de nuestra Parroquia Ortodoxa eslava del Santo Gran Mártir Jorge el Triunfador en Zaragoza (Aragón) la Divina Liturgia Pontifical con ocasión de su Fiesta patronal y Fiesta también de la Comunidad Autónoma de Aragón, en el curso de la cual ordenó al presbiterado al Rvdo. Diácono Alejandro-Emilio, destinado para el servicio pastoral en la capital aragonesa. Seguidamente participó en el almuerzo festivo comunitario ofrecido con tal ocasión.

27/04: Recibió en su despacho a dos altos representantes de la Comunidad Chiita Iraquí en visita a la Comunidad homóloga de Madrid, acompañados por su representante. Por la tarde, junto con los clérigos de la Catedral, celebró el Sacramento del Óleo Santo del mes de abril.

29/04: Celebró la Divina Liturgia del Domingo IV de la santa Pascua o Domingo del Paralítico en el Templo de nuestra Parroquia Ortodoxa Griega de los SS. Jorge y Vicente en Valencia, y seguidamente participó en el almuerzo comunitario en la residencia Militar Valenciana, ofrecido con ocasión de la Santa Pascua por el Comandante y los militares griegos en servicio en el Comando local de la OTAN.

sábado, 5 de mayo de 2018

Domingo de la Samaritana. Lecturas de la Divina Liturgia


Hech 11,19-30: Mientras tanto, los que se habían dispersado durante la persecución que se desató a causa de Esteban, llegaron hasta Fenicia, Chipre y Antioquía, y anunciaban la Palabra únicamente a los judíos. Sin embargo, había entre ellos algunos hombres originarios de Chipre y de Cirene que, al llegar a Antioquía, también anunciaron a los paganos la Buena Noticia del Señor Jesús. La mano del Señor los acompañaba y muchos creyeron y se convirtieron. Al enterarse de esto, la Iglesia de Jerusalén envió a Bernabé a Antioquía. Cuando llegó y vio la gracia que Dios les había concedido, él se alegró mucho y exhortaba a todos a permanecer fieles al Señor con un corazón firme. Bernabé era un hombre bondadoso, lleno de Espíritu Santo y de mucha fe. Y una multitud adhirió al Señor. Entonces partió hacia Tarso en busca de Saulo, y cuando lo encontró, lo llevó a Antioquía. Ambos vivieron todo un año en esa Iglesia y enseñaron a mucha gente. Y fue en Antioquía, donde por primera vez los discípulos recibieron el nombre de «cristianos». En esos días, unos profetas llegaron de Jerusalén a Antioquía. Uno de ellos, llamado Agabo, movido por el Espíritu, se levantó y anunció que el hambre asolaría toda la tierra. Esto ocurrió bajo el reinado de Claudio. Los discípulos se decidieron a enviar una ayuda a los hermanos de Judea, cada uno según sus posibilidades. Y así lo hicieron, remitiendo las limosnas a los presbíteros por intermedio de Bernabé y de Saulo.

Jn 4,5-42: Llegó a una ciudad de Samaría llamada Sicar, cerca de las tierras que Jacob había dado a su hijo José. Allí se encuentra el pozo de Jacob. Jesús, fatigado del camino, se había sentado junto al pozo. Era la hora del mediodía. Una mujer de Samaría fue a sacar agua, y Jesús le dijo: «Dame de beber». Sus discípulos habían ido a la ciudad a comprar alimentos. La samaritana le respondió: «¡Cómo! ¿Tú, que eres judío, me pides de beber a mí, que soy samaritana?». Los judíos, en efecto, no se trataban con los samaritanos. Jesús le respondió: «Si conocieras el don de Dios y quién es el que te dice: «Dame de beber», tú misma se lo hubieras pedido, y él te habría dado agua viva». «Señor, le dijo ella, no tienes nada para sacar el agua y el pozo es profundo. ¿De dónde sacas esa agua viva? ¿Eres acaso más grande que nuestro padre Jacob, que nos ha dado este pozo, donde él bebió, lo mismo que sus hijos y sus animales?». Jesús le respondió: «El que beba de esta agua tendrá nuevamente sed, pero el que beba del agua que yo le daré, nunca más volverá a tener sed. El agua que yo le daré se convertirá en él en manantial que brotará hasta la Vida eterna». «Señor, le dijo la mujer, dame de esa agua para que no tenga más sed y no necesite venir hasta aquí a sacarla». Jesús le respondió: «Ve, llama a tu marido y vuelve aquí». La mujer respondió: «No tengo marido». Jesús continuó: «Tienes razón al decir que no tienes marido, porque has tenido cinco y el que ahora tienes no es tu marido; en eso has dicho la verdad». La mujer le dijo: «Señor, veo que eres un profeta. Nuestros padres adoraron en esta montaña, y ustedes dicen que es en Jerusalén donde se debe adorar». Jesús le respondió: «Créeme, mujer, llega la hora en que ni en esta montaña ni en Jerusalén se adorará al Padre. Ustedes adoran lo que no conocen; nosotros adoramos lo que conocemos, porque la salvación viene de los judíos. Pero la hora se acerca, y ya ha llegado, en que los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad, porque esos son los adoradores que quiere el Padre. Dios es espíritu, y los que lo adoran deben hacerlo en espíritu y en verdad». La mujer le dijo: «Yo sé que el Mesías, llamado Cristo, debe venir. Cuando él venga, nos anunciará todo». Jesús le respondió: «Soy yo, el que habla contigo». En ese momento llegaron sus discípulos y quedaron sorprendidos al verlo hablar con una mujer. Sin embargo, ninguno le preguntó: «¿Qué quieres de ella?» o «¿Por qué hablas con ella?». La mujer, dejando allí su cántaro, corrió a la ciudad y dijo a la gente: «Vengan a ver a un hombre que me ha dicho todo lo que hice. ¿No será el Mesías?». Salieron entonces de al ciudad y fueron a su encuentro. Mientras tanto, los discípulos le insistían a Jesús, diciendo: «Come, Maestro». Pero él les dijo: «Yo tengo para comer un alimento que ustedes no conocen». Los discípulos se preguntaban entre sí: «¿Alguien le habrá traído de comer?». Jesús les respondió: «Mi comida es hacer la voluntad de aquel que me envió y llevar a cabo su obra. Ustedes dicen que aún faltan cuatro meses para la cosecha. Pero yo les digo: Levanten los ojos y miren los campos: ya están madurando para la siega. Ya el segador recibe su salario y recoge el grano para la Vida eterna; así el que siembra y el que cosecha comparten una misma alegría. Porque en esto se cumple el proverbio: «Uno siembra y otro cosecha».Y o los envié a cosechar adonde ustedes no han trabajado; otros han trabajado, y ustedes recogen el fruto de sus esfuerzos». Muchos samaritanos de esta ciudad habían creído en él por la palabra de la mujer, que atestiguaba: «Me ha dicho todo lo que hice». Por eso, cuando los samaritanos se acercaron a Jesús, le rogaban que se quedara con ellos, y él permaneció allí dos días. Muchos más creyeron en él, a causa de su palabra. Y decían a la mujer: «Ya no creemos por lo que tú has dicho; nosotros mismos lo hemos oído y sabemos que él es verdaderamente el Salvador del mundo».

05/05 - Our Lady of Europe, Patron Saint of Gibraltar


Mauritanian born warrior, Tarik Ibn Zayid successfully led his troops across the narrow Straits (of Gibraltar) to the Continent of Europe in AD 710.

The Catholic Monarchs of Spain were acutely aware that the ‘Reconquista’ of Catholic Spain could never be fully achieved so long as Gibraltar remained in Moslem hands. The Rock of Gibraltar formed the bridge between Europe and Africa ensuring a steady flow of Moslem troops into Spain.

In 1309, nearly six hundred years later, the Spanish King Ferdinand IV finally succeeded in capturing Gibraltar and in so doing expelled the Moslem population from the Rock.

Following his victory, the King gave thanks to the Almighty and, as tradition tells us, he dedicated the Continent of Europe to the Mother of Christ, giving her the title of Our Lady of Europe. At the same time, he converted the ancient mosque at the southernmost tip of the Rock into a Christian Shrine and it is believed that a statue of Our Lady, sculptured in limestone, was venerated there.

The Moslems recaptured Gibraltar in 1333, and the Christian population left the Rock, carrying whatever they owned, including the limestone statue of Our Lady of Europe.

In 1462, Henry IV, grandson of Ferdinand IV, recaptured Gibraltar and restored the devotion initiated by Ferdinand to Our Lady of Europe in 1309. Since the original stone statue could not be found, he commissioned a new one, this time depicting the Virgin sitting on a chair holding the Child Jesus. This statue was to be venerated at the Shrine.

The Shrine was ransacked by Barbarossa’s Turkish pirates in September 1540 and badly mutilated the statue of Our Lady of Europe. It was eventually restored in Seville and brought back to the Shrine.

In 1704, during the War of the Spanish Succession, Anglo-Dutch troops captured Gibraltar. The civilian population, once again left Gibraltar, taking with them the statue of Our Lady which had once again been mutilated.

It was not until 1864 that the statue was returned to Gibraltar, thanks to the efforts of Bishop Scandella, after 160 years ‘in exile’ in Algeciras, Spain.


Source: Shrine of Our Lady of Europe

miércoles, 2 de mayo de 2018

02/05 - San Félix, Diácono y Mártir


De este Santo hace conmemoración el Martirologio en este día con la expresión de que padeció martirio en la ciudad de Sevilla, en cuya diócesis se celebra su festividad.

Nada consta de la patria, padres, ni laudables hechos del Santo, porque la injuria del tiempo robó a la posteridad las actas de este y otros muchos héroes que florecieron en la nación, en aquellas lastimosas edades en que la ferocidad de los bárbaros redujo a cenizas los preciosos escritos de una venerable antigüedad.

Solo sabemos por el Breviario mozárabe, según el orden del Padre San Isidoro, que el ilustre diácono Félix sostuvo con indecible fortaleza los más fuertes combates contra los enemigos de nuestra santa fe, que quisieron obligarle con exquisitos tormentos a que sacrificase a los ídolos; pero resistiéndose a aquella sacrílega maldad con el valor propio de los héroes cristianos, mereció la corona del martirio en un día como hoy, a principios del siglo IV según se cree, cuando movieron contra la Iglesia su cruel persecución los emperadores Diocleciano y Maximiano.

Sus reliquias se veneran en la catedral (latina) de Sevilla.

martes, 1 de mayo de 2018

Oficios del mes de mayo de 2018 en la Catedral de Madrid


MIÉRCOLES 02/05
MEDIOPENTECOSTÉS; Traslado de las Reliquias de S. Esteban
Liturgia …...…………………………..……………………………… 10:15 

SÁBADO 05/05
Vísperas del Domingo ……………………….………………………. 18:30  

DOMINGO 06/05
DOM. DE LA MUJER SAMARITANA; S. JORGE (viejo cal.); S. Job
Maitines ……………………............…...………...…....……………. 09:30
Liturgia …………...…….…..………………...………………………10:45 

VIERNES 11/05
SS. CIRILO Y METODIO, APÓSTOLES DE LOS ESLAVOS
Liturgia …………………….……...………………………………… 10:15 

SÁBADO 12/05
Vísperas del Domingo ……………………….....………………..….. 18:30 

DOMINGO 13/05
DOM. DEL CIEGO; S. Gliceria mártir; S. Sergio Confesor
Maitines …………………................................................................... 09:30
Liturgia ...………………........………………...…….......................... 10:45 

MARTES 15/05
FIN DEL TIEMPO PASCUAL (DESPEDIDA DE LA S. PASCUA)
Grandes Vísperas Pascuales ….…………………………...…………. 21:00
Maitines de S. Pascua …..……………………….………………….... 22:00
Liturgia Pascual ………….……………………………...…………… 23:00 

MIÉRCOLES 16/03
Vísperas de la Ascensión ………………...………………….……….. 19:00 

JUEVES 17/05
LA ASCENSIÓN DE NUESTRO SEÑOR
Maitines …..………………...…...…………………………………… 09:30
Liturgia …..……...………………………...…………………………. 10:15 

SÁBADO 19/05
Vísperas del Domingo ………...…………………………..…………. 18:30 

DOMINGO 20/05
SS. PADRES I CONCILIO ECUMÉNICO; S. Talaleo taumaturgo
Maitines ……………………...…….………………………...………. 09:30
Liturgia …...……...…………………………...……………………… 10:45 

LUNES 21/05
SS. CONSTANTINO Y ELENA ISAPÓSTOLES
Liturgia ….……………………..…...………………………………... 10:15 

VIERNES 25/05
Sacramento del Óleo Santo ……………………......……………….. 19:00                         

SÁBADO 26/05
SÁBADO DE LOS DIFUNTOS; SS. Carpo y Alfeo apóstoles
Liturgia …………..…………………..………………………...…….. 10:15
Gran Conmemoración de los Difuntos ………………..…………..…. 11:30
Vísperas del Domingo …………………..…...……………..…….….. 18:30
Gran Conmemoración de los Difuntos ……….……………………… 19:00 

DOMINGO 27/05
DOM. DEL SANTO PENTECOSTÉS
Maitines ……………………...…..…………………….…………….. 09:15 
Liturgia ………………....…..........……...………………………...…. 10:30
Grandes Vísperas del Espíritu Santo ………………………………… 11:45 

LUNES 28/05
LUNES DEL ESPÍRITU SANTO
Liturgia ……………………………………………………………… 10:15


ADEMÁS, DIVINA LITURGIA EN UCRANIANO CADA DOMINGO A LAS 13:00